El sol y tu piel

Los UVB son los principales responsables de las quemaduras solares y de los daños directos en el ADN que pueden conducir a la mutación y la aparición de células cancerígenas. Los UVA generan reacciones oxidativas que afectan el ADN, las proteínas y los lípidos. También son causantes del envejecimiento prematuro de la piel. Tanto los UVA como los UVB son importantes contribuyentes del riesgo de desarrollar cancer de piel. Recientemente, diversos estudios han asociado a los rayos infrarrojos con el daño oxidativo que afecta el colágeno y la elasricidad de la piel, lo que potencia su envejecimiento prematuro.

7e5eb44899